Reendodoncia cuándo se hace

Una reendodoncia supone volver a realizar el proceso conocido como tratamiento de conducto.

Quizá te resulte más conocido el término endodoncia, comúnmente conocido como “matar el nervio”.

Este proceso se realiza para tratar una pieza que presenta infección, de forma que se mantiene en la boca y evita su extracción.

Sin embargo, en ocasiones hay que llevar a cabo una reendodoncia para asegurar la salud de la boca.

Pero, ¿en qué situaciones es necesario realizarla y cómo es el proceso?

El proceso para hacer una endodoncia

La endodoncia consiste en vaciar por completo el interior de un diente que está enfermo.

Ya sea debido a un traumatismo o a una caries que se ha extendido hasta los tejidos internos de la pieza, la endodoncia aborda una infección.

Cuando el diente presenta este inconveniente, la pulpa se lesiona y acaba necrosándose.

La pulpa es el tejido interno que contiene las terminaciones nerviosas y conductos sanguíneos de nuestros dientes.

Al extraer esta parte, es posible curar el diente para que la infección no continúe su avance hasta otras zonas de la boca.

Posteriormente, el dentista rellena el interior de la pieza y la sella para evitar cualquier molestia o dolor.

Si fuera necesario, se realiza una reconstrucción de la corona o se coloca una funda para asegurar tanto la funcionalidad como la estética de la sonrisa.

La reendodoncia está indicada cuando el tratamiento de conducto no ha sido suficiente para eliminar una infección muy extendida

¿Por qué puede fracasar una endodoncia?

Como decíamos, gracias a la endodoncia podemos evitar la extracción de una o más piezas dentales debido a una infección.

Sin embargo, en contadas ocasiones es posible que este tratamiento no surta el efecto deseado.

No es lo más habitual, dado que el tratamiento de conducto tiene una tasa de éxito del 90%.

Reendodoncia

Sin embargo, vamos a explicar una serie de casos en los que podemos encontrarnos ante una endodoncia que fracasa:

  • Una infección que ya lleva mucho tiempo en la boca minimiza el porcentaje de garantía de resultados.

  • Si el conducto -o conductos- de los dientes tienen una forma compleja o resultan más estrechas de lo habitual, es más difícil alcanzar el tejido pulpar (endodoncia compleja).

  • Ante casos de dientes calcificados.

  • Cuando no se siguen las instrucciones del odontólogo en cuanto a la ingesta de medicamentos, medidas de higiene y revisiones dentales.

  • Si la endodoncia no se ha realizado correctamente: ha habido un fallo en el sellado, la restauración se desprende…

En relación al último punto, es fundamental buscar un especialista con gran experiencia como endodoncista y que cuente con la última tecnología.

En nuestra clínica, empleamos las técnicas más avanzadas para que el proceso sea todavía más seguro y eficaz.

Así, contamos con un microscopio para endodoncias que aumenta 250 veces la visión humana, haciendo que el tratamiento sea preciso y rápido.

Síntomas de que necesitas una reendodoncia

Existen una serie de señales que pueden avisarnos de que necesitamos una reendodoncia, ya que la infección no se ha eliminado por completo.

Los síntomas más comunes son:

  • Dolor que va en aumento tras el tratamiento

  • Excesiva inflamación en la cara

  • Supuración en el diente intervenido

  • Caída de la reconstrucción o la corona

  • Mucha sensibilidad dental y notar palpitaciones continuas en la zona

Ante cualquiera de esta sintomatología en los días posteriores a la realización de un tratamiento de conducto, conviene consultar con el dentista.

Así, el profesional podrá revisar el estado de tu boca para determinar si es necesario llevar a cabo una reendodoncia o las molestias se deben a otra causa.

¿El dolor es normal?

Si sientes que el dolor no va desapareciendo tras una endodoncia, consulta con tu dentista para que verifique el estado de tu boca.

¿Cómo se hace una reendodoncia?

Si el dentista verifica que, efectivamente, hay que realizar una reendodoncia, te explicamos cuáles son los pasos a seguir.

Realmente, se trata de un proceso muy similar al de una endodoncia, aunque en esta vez ya no hay que vaciar el diente por completo.

En primer lugar, el especialista retira el sellado para poder acceder al relleno de la pieza.

Tras extraerla, vuelve a higienizar toda la zona para evitar que la infección siga.

Una vez que la cavidad y los conductos dentales están completamente limpios, se procede a rellenar de nuevo la pieza.

Para finalizar, se procede a la reconstrucción o a la colocación de la corona dental.

El precio de la reendodoncia

La reendodoncia en nuestra clínica de Madrid tiene un precio de 360 €.

Por su parte, el precio de la endodoncia depende del diente que haya que tratar, dado que cada pieza tiene un número de conductos.

  • Endodoncia unirradicular: 215 euros
  • Endodoncia birradicular: 235 euros
  • Endodoncia multirradicular: 305 euros

Microscopio para reendodoncia

Apicectomía: cuando la infección está muy avanzada

En casos muy graves en los que la infección se encuentra en una fase muy avanzada, está indicada la realización de una apicectomía.

También conocida como cirugía endodóntica, se trata de una cirugía que se lleva a cabo en la raíz del propio diente.

Mientras que la endodoncia está indicada en casos de infección localizada en los tejidos internos, la apicectomía aborda infecciones muy extendidas.

Cuando las bacterias ya han alcanzado la zona periapical, no basta con vaciar la cavidad dental y extraer el paquete vasculonervioso.

La apicectomía consiste en hacer una pequeña incisión en la encía para dejar al descubierto la raíz.

Así, el dentista puede limpiar la zona y evitar, una vez más, la extracción del diente.

Tanto la endodoncia como la reendodoncia y la apicectomía se realizan bajo los efectos de la anestesia local, por lo que el paciente no tendrá molestias ni dolor durante la intervención.

Ahora que ya sabes cuándo puede estar indicada la realización de una reendodoncia, esperamos haber resuelto tus dudas.

Si sospechas que necesitas un tratamiento de este tipo o si quieres identificar el motivo por el que tienes dolor en un diente, te invitamos a pedir una primera cita.

Es completamente gratis y en ella recibirás un diagnóstico completo realizado por diferentes doctores.

Puedes contactar con nosotros llamando al 91 768 18 12 o rellenando el formulario web.

¡Te esperamos!

Te interesará »  ¿Cómo encontrar al mejor endodoncista de Madrid?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Dr. Pedro Pablo Martínez

Dr. Pedro Pablo Martínez

Especialista en Odontología Conservadora

Pedro Pablo Martínez es licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través del Máster en Odontología Integrada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y del Máster en Endodoncia de la Universidad Alfonso X el Sabio. Combina su actividad profesional con la investigación, ya que es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontogy. Si quieres sabes más sobre el doctor Martínez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita