atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Escala de Ramsay en sedación: ¿qué es y para qué se utiliza?

En nuestra clínica dental utilizamos la sedación consciente en numerosos pacientes que se someten a diferentes tratamientos odontológicos, como los de cirugías de colocación de implantes.

Pero, además de tener un uso odontológico, la sedación es aplicada de manera muy frecuente en distintos tratamientos médicos.

Este uso tan extendido hace necesario que se establezcan una serie de protocolos para determinar cuándo debe aplicarse y en qué grado.

Debido a esta necesidad, se desarrolló la Escala de Ramsay, una herramienta de gran utilidad para evaluar los distintos grados de sedación a los que podemos someter a un paciente.

¿Qué es la sedación?

Antes de comenzar a explicar el concepto que acabamos de introducir -la escala de Ramsay-, vamos a repasar qué es exactamente la sedación.

En nuestra clínica, la sedación es un procedimiento que utilizamos para reducir la ansiedad y los nervios de los pacientes que tienen miedo al dentista y se van a someter a un procedimiento relativamente invasivo, como puede ser una cirugía de implantes dentales.

Sin embargo, en el entorno hospitalario la sedación también se utiliza dentro de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en las personas conectadas a ventilación mecánica.

¿Qué es la Escala de Ramsay?

Dicho todo lo anterior, es momento de profundizar en este concepto. Y es que la Escala de Ramsay es una herramienta para evaluar el grado de sedación al que sometemos a un paciente.

Por tanto, tiene como objetivo controlar los niveles de sedación durante el tiempo que se aplica ésta. Y, de esta manera, aplicar la dosis óptima.

La Escala de Ramsay sirve para evaluar la dosis de sedación adecuada para el paciente, de manera que ésta no sea insuficiente o excesiva

¿Para qué sirve esta escala?

Cualquier profesional médico que se encargue de administrar sedación debe recurrir a algún instrumento de monitorización.

Esto se debe a la necesidad de estar atento al nivel de sedación que tiene el paciente para evitar complicaciones a lo largo del procedimiento al que se está sometiendo.

Establecer una serie de niveles es fundamental para que los profesionales no apliquen una dosis de sedación insuficiente -lo que causaría dolores intensos al paciente-o excesiva -lo que pondría en peligro la vida de la persona-.

¿Quién desarrolló la Escala de Ramsay?

Esta escala debe su nombre al médico estadounidense que la desarrolló: Michael Ramsay.

Te interesará »  Tengo infección de muela: ¿cómo la curo y qué complicaciones puede dar?

Éste describió la escala en el año 1974 dentro de un estudio sobre el efecto de un anestésico esteroide.

La escala de Ramsay se utiliza desde entonces y, a día de hoy, sigue siendo la más utilizada de todas para medir el grado de sedación de los pacientes.

Pide sedación si tienes miedo
La sedación evita la ansiedad y los nervios que algunos pacientes tienen ante los tratamientos, por lo que está muy recomendada para quienes tienen miedo al dentista

¿Cuáles son los distintos niveles de sedación?

La Escala de Ramsay es de carácter subjetivo y consta de una serie de niveles bien diferenciados que van del 1 al 6. Esto es: a mayor nivel, mayor grado sedación.

Dichos grados -que se basan en la respuesta del paciente a los estímulos– son los siguientes:

  • Nivel 1: paciente despierto inquieto, ansioso y agitado
  • Nivel 2: paciente despierto pero relajado, orientado y cooperador
  • Nivel 3: paciente dormido que puede responder a estímulos verbales y obedecer a las órdenes
  • Nivel 4: paciente dormido con ligera respuesta a la luz y el sonido
  • Nivel 5: paciente dormido que solo presenta respuesta al dolor
  • Nivel 6: paciente profundamente dormido que no presenta ninguna respuesta a estímulos

En los tratamientos que llevamos a cabo los dentistas, el grado de sedación del paciente se sitúa, por lo general, en el nivel tres.

Es decir, la persona se encuentra aparentemente dormida, pero es capaz de procesar y obedecer los estímulos de los profesionales que llevan a cabo el tratamiento.

Sin embargo, esta información que te estamos proporcionando es orientativa, ya que el grado de sedación puede variar en función del tratamiento y el paciente.

Dado que en cuestiones de salud es fundamental valorar el caso particular de cada persona, en nuestra clínica llevamos a cabo un estudio y unas pruebas preoperatorias.

De esta manera, determinamos si el paciente es apto para la sedación y planificamos el procedimiento más adecuado para él.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…