Qué es el paladar hendido

El labio leporino y el paladar hendido son malformaciones congénitas que afectan al habla, masticación y estética de los bebés. 

Se trata de una fisura presente en el labio, el paladar o en ambos sitios debido a una malformación durante el embarazo. 

Aunque estas anomalías tienen diferentes causas, la genética tiene un papel muy importante.

En este artículo, te explicamos cómo se puede tratar a un bebé con labio leporino y paladar hendido.

Anomalías en el crecimiento

El labio leporino y el paladar hendido en bebés es un problema relativamente frecuente.

Ambos son defectos en el desarrollo de la estructura bucal del feto en los primeros meses de la gestación. 

Cuando un niño nace con estas anomalías, presenta una fisura labiopalatina apreciable a simple vista.

Se produce cuando la estructura oral no se cierra correctamente.

Como decíamos, puede presentarse en en paladar, en el labio o en los dos.

Generalmente, afecta más a niños que a niñas y es habitual que no presenten ninguna otra deformación congénita. 

No obstante, en algunos casos puede asociarse a otros síndromes o enfermedades hereditarias. 

¿Qué es el paladar hendido?

El paladar hendido es un orificio o hendidura en la estructura palatina que alcanza la cavidad nasal.

En ocasiones, ese agujero o abertura se extiende también hasta el labio.

Dado que se encuentra en el interior de la cavidad oral, se trata de una afección más difícil de ver a simple vista. 

Su incidencia es más común en infantes con antecedentes previos de paladar hendido. 

¿Qué es el labio leporino?

El labio leporino responde a una anomalía en el desarrollo de la estructura labial.

Se puede identificar como una especie de labio partido que puede presentar diferentes tamaños.

Así, puede tratarse de una fisura mínima o de una abertura más grande que incluso conecta con la nariz. 

Paladar normal

Tipos de labio leporino

Según el grado de anomalía, encontramos varias clases de labio leporino:

  • Hablamos de labio leporino unilateral incompleto cuando existe una única hendidura cuyo alcance no llega a la nariz.
  • Una fisura en un único lado del labio que alcanza la nariz se denomina labio leporino unilateral completo.
  • En el caso de que existan dos hendiduras que se extienden hasta la nariz, estaremos ante un caso de labio leporino bilateral completo.

Diagnóstico de las anomalías bucales en bebés

El labio leporino puede diagnosticarse a través de una ecografía durante el embarazo.

Por el contrario, el paladar hendido es más difícil de visualizar y, en la mayor parte de los casos, se detecta tras el nacimiento del bebé.

Aun así, es posible que no se identifique esta condición palatina en el momento de dar a luz.

Es posible tener una hendidura en el paladar blando, localizado en la parte posterior de la boca.

Suele estar cubierto por una membrana, así que hay ocasiones en las que se presentan dificultades en su diagnóstico.

Si estamos ante un niño con labio leporino, es probable que el especialista busque indicios de paladar hendido, dado que ambas afecciones pueden darse al mismo tiempo.

El paladar hendido y el labio leporino pueden estar causados por factores hereditarios o debido a otras patologías

Causas del labio leporino y el paladar hendido

No se conoce una única causa que derive en las alteraciones del desarrollo del feto.

Por el contrario, existen una serie de factores genéticos que pueden contribuir a la aparición de paladar hendido y labio leporino:

  • Aquellas personas en cuyas familias existe algún antecedente con alguna de estas dos anomalías del desarrollo tienen más posibilidades de padecerlo.
  • Es más frecuente entre la población masculina que en la femenina.
  • Las mujeres obesas o diagnosticadas de diabetes antes del embarazo tienen más posibilidades de que su bebé padezca estas anomalías del desarrollo
  • Fetos que, durante el embarazo, estén expuestos a sustancias tales como el tabaco, el alcohol o ciertos medicamentos.

Complicaciones y consecuencias del labio leporino o paladar hendido

Los bebés que nacen con labio leporino o paladar hendido tienen una consecuencia clara: las derivadas de tener una anomalía estética.

Es muy común que afecte a su autoestima, influyendo así en el desarrollo de su personalidad y en la forma que tiene de relacionarse con otras personas.

Además, hay otras consecuencias que afectan a su día a día:

  • Dificultades a la hora de comer: la hendidura presente en el paladar complica la alimentación de los niños que lo padecen, pues supone un problema en el proceso de deglución y succión.
  • Infecciones habituales de oído que, debido a su recurrencia, pueden derivar en una pérdida de audición.
  • Complicaciones en la correcta erupción dental en caso de que la fisura se prolongue a lo largo de la encía.
  • Dificultades en el habla que, en muchas ocasiones, deben ser tratadas con la ayuda de un logopeda.

Bebé tomando biberón

¿Cuál es el tratamiento idóneo?

El tratamiento para solucionar estas complicaciones pasa por una cirugía a nivel hospitalario.

En este intervención, el cirujano podrá cerrar las hendiduras para que el bebé pueda llevar una vida normal. 

Lo ideal es que el labio leporino sea operado antes de que el niño tenga 12 meses.

Respecto a la cirugía del paladar hendido, conviene tratarlo antes de cumplir los 18 meses. 

Una vez que haya cicatrizado la herida, el niño podrá hablar y masticar con normalidad, sin temor a padecer infecciones de oído.

Consulta con un cirujano

Ambas anomalías pueden tratarse antes de que el bebé tenga 2 años, por lo que podrá tener una vida normal.

Cuidados para bebés con anomalías del desarrollo

Hasta que el niño se pueda operar el labio o el paladar, es aconsejable tener en cuenta una serie de consejos.

Y es que aunque se someta a una cirugía oral, lo cierto es que es necesario contar con un enfoque multidisciplinar. 

La dieta del bebé

La principal preocupación de los padres que tienen un bebé con deficiencias en el desarrollo facial se centra en la nutrición.

En principio, un niño con labio leporino no tiene problemas en cuanto a su dieta.

No obstante, la situación es diferente ante un caso de paladar hendido, ya que dificulta la succión y deglución. 

Por esta razón se recomienda dar el pecho durante tiempos cortos y frecuentes, así como usa biberones especiales.

Si el bebé es incapaz de succionar correctamente durante el periodo de lactancia, es aconsejable que se extraiga la leche materna con un dispositivo.

Cuando la nutrición se ve seriamente afectada, es posible que el bebé no gane el peso adecuado.

En estos casos conviene consultar con un pediatra la posibilidad de usar suplementos vitamínicos o leche en polvo para suplir sus necesidades calóricas. 

Por último, resulta fundamental mantener al niño erguido para evitar que expulse el alimento por el conducto nasal.

Dentista

El habla y la fonación

Si las aperturas son muy acentuadas, el bebé tendrá problemas para pronunciar correctamente ciertos fonemas.

Sin la ayuda de un especialista, terminará afectando a su modo de hablar, algo que es difícil corregir cuando ya es mayor.

Por eso, la colaboración con un logopeda puede ser crucial para que el niño hable de forma correcta. 

Si ha experimentado algún problema en su dentición debido a las anomalías, conviene consultar también con un ortodoncista a partir de los 5 o 6 años.

Sin embargo, la primera consulta con el dentista puede hacerse en el primer año de vida.

Aspectos psicológicos

Si un niño crece sin haber corregido sus anomalías, es probable que termine afectando a su autoestima y seguridad en sí mismo.

En caso de llegar al punto en el que sus interacción con otras personas no se desarrolla con normalidad, conviene consultar con un psicólogo.

Este especialista podrá darle las herramientas necesarias para gestionar sus relaciones sociales y a fortalecer su personalidad. 

¿Se puede prevenir?

Como hemos comentado anteriormente, existe una serie de factores que aumentan el riesgo de que el niño padezca labio leporino o paladar hendido.

De esta manera, podemos citar una serie de prácticas que pueden disminuir los riesgos de tener un hijo que desarrolle alguna malformación genética:

  • Consulta previa con el especialista los posibles efectos secundarios de los medicamentos ingeridos de manera habitual, especialmente en pacientes con enfermedades crónicas.
  • Evitar la ingesta de alcohol o el hábito del tabaquismo durante el periodo de gestación.
  • En caso de que en la familia de alguno de los dos progenitores exista un antecedente de labio leporino o paladar hendido, es aconsejable acudir a un experto en genética que pueda esclarecer los posibles riesgos de tener un hijo que desarrolle estas malformaciones.

Si se detecta alguna anomalía, ya sea con una ecografía durante el embarazo o tras el nacimiento, no debes preocuparte.

Estas afecciones pueden tratarse a través de una cirugía para que el bebé tenga una vida perfectamente normal. 

Contando con todos los especialistas que necesite el caso, el niño podrá comer y hablar sin complicaciones. 

Si deseas más información o necesitas que un ortodoncista revise los dientes de tu bebé, contacta con nuestra clínica.

Puedes hacerlo a través del formulario web o llamando al 91 768 18 12.

Te interesará »  Frenillo lingual corto: ¿qué consecuencias tiene?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Dr. Pedro Pablo Martínez

Dr. Pedro Pablo Martínez

Especialista en Odontología Conservadora

Pedro Pablo Martínez es licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través del Máster en Odontología Integrada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y del Máster en Endodoncia de la Universidad Alfonso X el Sabio. Combina su actividad profesional con la investigación, ya que es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontogy. Si quieres sabes más sobre el doctor Martínez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Magali

    Hola. He ido a varios dentistas y me dicen que tengo muy bien los dientes. Solo un detalle y no me dan solución. Tengo la mitad de mis dientes de arriba en perfecta posición. A partir de las paletas (los dientes principales), toda esa fila de dientes está más abajo. He notado que mi paladar está deformado. Una mitad de mi paladar esta mucho mas abajo que la otra. Si puede ayudarme, se lo agradecería.

    1. Dr. Martínez

      Hola, Magali:

      Muchas gracias por tu pregunta. Nos encantaría poder atenderte y darte un tratamiento ajustado a tus necesidades, pero para ello es imprescindible que recibas una valoración por parte de nuestros doctores de forma presencial.

      Si lo deseas, puedes acudir a nuestra clínica en una primera visita gratuita, donde te daremos un diagnóstico completo sin compromiso.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita