atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Lengua geográfica: ¿qué es, cuáles son sus causas y cómo se cura?

La lengua geográfica es una enfermedad lingual que tiene carácter temporal y se origina por causas diversas. Su afectación se puede detectar por la aparición de unas pequeñas manchas en la superficie de la lengua.

En este artículo te contamos cuáles son sus síntomas, qué condiciones pueden ser el origen de su causa y cuál es el tratamiento más adecuado para abordarla.

¿Qué es la lengua geográfica?

Denominada en medicina oral como glositis migratoria benigna -y más popularmente conocida como lengua geográfica– es una patología bucal caracterizada por la aparición de manchas de color blanco o rojo e incluso pequeñas grietas en la superficie lingual.

Se conoce así por la apariencia que presenta la lengua de una persona afectada, de aspecto parecido a un mapa.

Estas manchas de forma irregular pueden modificar su tamaño y posición a lo largo del proceso.

Si consideras que éste puede ser tu caso y crees estar padeciendo la misma, no debes alarmarte. Se trata de una afección benigna de carácter inflamatorio que remite con el tiempo. Generalmente es indolora, aunque en algunos casos puede provocar ligeras molestias o pequeñas úlceras.

Estamos ante una afección no contagiosa, aunque en ocasiones sí puede ser crónica y repetirse a lo largo del tiempo en forma de brotes.

La lengua geográfica afecta aproximadamente al 10% de la población, y tiene una mayor incidencia entre la población femenina. Pero, ¿qué motivos te pueden llevar a sospechar que sufres esta afección?

Síntomas de la lengua geográfica

Más allá de la aparición de estas pequeñas manchas de tamaño irregular, podemos afirmar que la lengua geográfica no es una afección dolorosa.

Sin embargo, sí que puede generar ciertas molestias a las personas que la padecen: es habitual tener una mayor sensibilidad, una sensación de irritación o ardor en la zona, y en algunos casos es común la aparición de pequeñas llagas o grietas en la superficie lingual.

Por suerte, esta afección tiene su incidencia en la lengua que es, casualmente, el órgano que cicatriza con más rapidez del cuerpo humano.

Si bien la lengua geográfica supone la inflamación y decoloración natural de las papilas gustativas, ésta sólo afecta de manera superficial y a una zona cuyas células se renuevan con relativa facilidad.

Por este motivo, podemos afirmar que no tiene ningún efecto secundario en nuestro sentido del gusto: en caso de que la padezcas, continuarás percibiendo de la misma forma el sabor de los alimentos.

Pero, ¿qué factores causan esta afección?

Causas de la lengua geográfica

Podemos afirmar que, como tal, no existe una causa clara que ocasione la incidencia de la lengua geográfica. Entre los factores que influyen en su origen, podemos destacar:

  • Carencias vitamínicas –avitaminosis-, especialmente asociada a la falta de vitamina B12 o zinc.
  • Etapas con elevados niveles de estrés o ansiedad en la vida laboral o personal del paciente afectado. Se ha demostrado que altas cotas de nerviosismo no sólo favorecen la incidencia de este proceso inflamatorio, sino que también ralentizan el proceso de desaparición del brote.
  • Predisposición genética a sufrir dicha enfermedad, pues es más frecuente padecerla si hay antecedentes familiares afectados por la misma. Podemos decir, por tanto, que la lengua geográfica tiene un componente hereditario.
  • Fuertes cambios hormonales, como son los que sufren las mujeres durante la ovulación o el embarazo –asociados también a una falta de ácido fólico-. Es por este motivo que la lengua geográfica tiene una influencia mayor entre el público femenino.
  • La ingesta de determinados alimentos muy calientes o picantes –su consumo durante el periodo inflamatorio empeora el diagnóstico y alarga el proceso de curación-. Además, su incidencia está también relacionada con el consumo de alcohol o el hábito del tabaquismo.
  • Por último, la lengua geográfica parece tener una mayor incidencia en personas que sufren problemas respiratorios –asma- o proclives a procesos alérgicos –rinitis crónica, dermatitis atópica, psoriasis-. Además, la glositis migratoria parece tener cierta relación también con enfermedades sistémicas como, por ejemplo, la diabetes, o con enfermedades cardiovasculares.
Te interesará »  Cuidado: tu cepillo de dientes tiene más bacterias de las que crees

¿Cómo se diagnostica la lengua geográfica?

Para diagnosticar la glositis migratoria, el especialista deberá realizar una exploración detallada de la superficie lingual.

Además, en este proceso de diagnóstico –y debido a los factores que tienen relación con el origen de esta afección-, el especialista deberá realizar una analítica completa para descartar la incidencia de factores nutricionales –avitaminosis- o de alergias desconocidas, así como prestar especial atención al historial clínico del paciente.

¿Cuánto dura la lengua geográfica?

La duración en el tiempo de este proceso inflamatorio varía notablemente dependiendo de cada caso: puede oscilar entre una semana o más de un mes.

La lengua geográfica es una afección que se repite en el tiempo en forma de brotes, siempre variables en cuanto a la prolongación de la incidencia de los mismos.

Se trata de una afección temporal prácticamente indolora cuyos efectos remiten por si mismos con el paso del tiempo. Sin embargo, una visita al médico está recomendada en los siguientes casos:

  • Altos niveles de inflamación o hinchazón de la lengua, generando dificultades en el proceso de deglución –en el momento de masticar o tragar-, e incluso a la hora de respirar.
  • Molestias severas –escozor, ardor– derivadas de esta afección.
  • Persistencia de las manchas en la superficie lingual durante un periodo superior a 10 días.
  • Inflamación severa e hinchazón de las manchas de la superficie lingual.

De esta manera, el especialista podrá realizar un diagnóstico detallado del caso, verificar cuál es el origen de esta patología y pautar un tratamiento para aliviar las molestias derivadas del mismo.
Pero, ¿cuál es el tratamiento idóneo para mitigar los efectos de la lengua geográfica?

Tratamiento de la lengua geográfica

Las molestias derivadas de la lengua geográfica suelen remitir por sí mismas. Aun así, existen un par de remedios recomendados para mitigar sus efectos:

  • Evitar la ingesta de alimentos muy ácidos, calientes o picantes que dificultan el proceso de cicatrización de la afección, así como el consumo de alcohol y tabaco.

En caso de que las molestias no sean leves o los efectos de las mismas no remitan con el transcurso del tiempo, los odontólogos aportan una serie de pautas para mitigar el efecto de las mismas y acelerar el proceso de curación:

  • Para aminorar los efectos de hinchazón, ardor o escozor, está recomendado recurrir a la ingesta de antihistamínicos o antiinflamatorios, así como el uso de colutorios con efectos anestésicos o antisépticos.
  • En aquellos casos en los que se achaca esta afección a problemas nutricionales, estará recomendado el consumo de determinados suplementos vitamínicos.
  • Por último, y solamente para aquellos pacientes que presenten molestias muy severas, puede ser aconsejable el uso, vía tópica, de pomadas con esteroides.
Te interesará »  Dientes sanos ¿Cómo afecta al resto del cuerpo?

Sabiendo que hay una serie de factores que se entienden como causa de esta enfermedad, ¿hay alguna manera de evitar la incidencia de esta patología?

¿Se puede prevenir la lengua geográfica?

Como tal, no existe una serie de pautas que podamos seguir para evitar la incidencia de la lengua geográfica.

Sin embargo, debemos recalcar que podemos seguir algunas recomendaciones que reducen las posibilidades de padecer esta afección, tales como tener una higiene bucal rigurosa o evitar la ingesta de determinados alimentos que favorecen su aparición –cítricos, comidas muy condimentadas o picantes-.

La lengua geográfica es una afección generalmente indolora cuyos efectos remiten a los pocos días. En caso de que estés experimentando estos síntomas y los mismos perduren en el tiempo, acude al especialista para que analice tu situación detenidamente.

Si quieres conocer más en profundidad esta patología o necesitas que tu caso sea analizado por nuestros especialistas, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web, o bien llamando al 91 768 18 12.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (17 votos, promedio: 4,47 de 5)
Cargando…