atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Caries infantil: ¿cómo prevenirlas?

La caries es la enfermedad bucodental crónica más frecuente entre la población infantil.

En muchas ocasiones, se puede evitar de una manera sencilla: basta con seguir unas pautas de higiene exhaustivas y con reducir el consumo de azúcar en la dieta diaria.

La caries es una afección que ataca, sobre todo, a niños y a adolescentes. Pero, ¿qué es una caries y a partir de qué edad puede aparecer?

¿Qué es la caries?

Es un proceso infeccioso en el que las bacterias presentes en la boca erosionan el esmalte dental, provocando la destrucción del tejido dentario.

En caso de que no se trate a tiempo, la placa atravesará el esmalte y llegará a dañar el interior de la pieza -la pulpa dental-. En los casos más graves, puede llegar a ser necesaria la extracción del diente.
caries-ninos-empaste

A no ser que la caries haya dañado el nervio o haya provocado la fractura de la pieza, es una afección indolora.

¿Qué provoca la caries?

Hay varios factores que influyen en la aparición de la caries dental. Los más conocidos son una higiene oral deficiente y una alimentación con un alto contenido en azúcares.

En el caso de los niños, estos factores se hacen especialmente latentes: dada su corta edad, no son capaces de ser responsables todavía de la higiene de su boca y, además, son más proclives a tener una dieta alta en alimentos azucarados.

Por último, también podemos distinguir un factor genético que influye en la aparición de la caries. Los especialistas afirman que aspectos tales como la dureza del esmalte dental o la respuesta del sistema inmunitario a las bacterias que están presentes en la boca dependen, en gran medida, de nuestro componente genético.

¿A qué edad puede aparecer la primera caries en niños?

La caries puede aparecer desde el momento en el que el bebé empieza con la erupción de los dientes. Por ello, es importante que la higiene bucodental forme parte de su rutina desde bien pequeño.

En los bebés es muy frecuente la conocida como caries del lactante –o de biberón-. Ésta se produce cuando los dientes están en contacto con líquidos que presentan un alto contenido en azúcar tales como la leche, los zumos de frutas o los jarabes.

caries-lactante

La caries también es frecuente en niños que ya han terminado la erupción de dientes y siguen una dieta sólida, tanto si tienen las piezas dentales definitivas como si aún conservan los dientes de leche.

Es importante controlar mediante la visita de forma periódica al odontopediatra la existencia de caries en la boca, no sólo en aquellos niños que tengan las piezas dentales definitivas, sino también en aquellos que conservan los dientes de leche.

Te interesará »  Manchas blancas en la boca

La erupción de los dientes definitivos se verá afectada por la extracción de dientes de leche a causa de una caries, pudiendo producirse malposiciones en el crecimiento de las piezas dentales.

¿Cómo podemos prevenir la caries infantil?

Antes de que el niño tenga dientes en la boca, es necesario pasar una gasa mojada en agua tras cada toma con el fin de eliminar los restos de leche y las bacterias de las encías.

Con la erupción de la primera pieza dental, deberemos incluir en la rutina de higiene un cepillo específico para bebés. El uso del dentífrico no estará recomendado hasta que el niño haya cumplido, al menos, dos años y sea capaz de enjuagarse la boca.

Deberemos lavar los dientes después de las comidas o, al menos, dos veces al día con productos específicos para la edad del niño.

Si bien está recomendado el uso de pastas fluorizadas, pues refuerzan el esmalte y, de esta manera, se hace menos probable la aparición de caries, debemos tener especial cuidado con el abuso de esta sustancia.

Si empleamos una cantidad superior a la recomendada, el niño puede padecer fluorosis –una patología que daña el esmalte dental, tiñéndolo de un tono marrón-.

Además de adoptar unos buenos hábitos de higiene dental, podemos contribuir a la postergación de la aparición de caries introduciendo pequeños cambios en la dieta del niño:

  • Debemos evitar, en la medida de lo posible, alimentos o bebidas ricas en azúcares tales como bebidas gaseosas, leche condensada o las gelatinas.
  • Reducir –o erradicar- la presencia de chupetes en la boca, especialmente si ha sido mojado previamente en un alimento dulce.
  • Intentar cambiar el biberón por un vaso lo antes posible, y evitar en todo momento que el niño se quede dormido con el mismo en la boca.

empaste-dulces

Por último, es primordial acudir al dentista al menos una vez al año. Los especialistas recomiendan una primera visita del niño al odontopediatra una vez haya cumplido un año de edad.

En esta primera visita se revisará el estado de las encías, el correcto crecimiento de los dientes y el color uniforme del esmalte. Además, el dentista les explicará a los padres las técnicas de higiene recomendadas para mantener una buena salud bucodental de sus hijos.

Reducir el consumo de alimentos azucarados, mantener unas buenas rutinas de higiene dental y acudir de manera periódica al especialista son hábitos que pueden erradicar la posibilidad de que los niños tengan caries en la boca.

Unos correctos hábitos de higiene dental desde una edad temprana favorecen una buena salud dental de adulto.

Te interesará »  Cáncer oral, causas, síntomas y tratamientos

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…