atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Pasta de dientes: ¿cómo sé cuál es mejor para mí?

La higiene dental es clave a la hora de gozar de una buena salud bucal. La labor de los especialistas es indispensable en su deber como transmisores de las correctas rutinas de limpieza oral a los pacientes.

Una de las dudas más frecuentes con la que se encuentran nuestras higienistas es acerca de qué pasta de dientes es más adecuada en cada caso.

En el presente artículo te contaremos qué tipos de dentífricos puedes hallar en el mercado y cuál es el más apropiado en tu caso.

¿Qué función tiene la pasta de dientes?

Los dentífricos son un componente esencial a la hora de abordar nuestras rutinas de higiene dental. Su función es la de colaborar a limpiar la superficie de nuestros dientes, dejándolos libres de bacterias y restos de comida.

De esta manera, nos aseguramos de eliminar de manera correcta la placa bacteriana y de mantener, así, nuestra boca en salud.

Tipos de pasta de dientes

En la actualidad, existe en el mercado una gran variedad de dentífricos con funciones diferentes publicitados por marcas muy diversas.

Pastas de dientes que atacan las principales afecciones dentales

Quizá porque es una de las afecciones dentales más comunes, las pastas dentales más conocidas son aquellas destinadas a evitar la formación de caries.

¿Y por qué las marcas aseguran que van a mantener nuestros dientes libres de lesiones cariosas? La respuesta es sencilla: por su alto contenido en flúor.

El flúor remineraliza el esmalte de nuestros dientes, reforzándolo ante la amenaza que suponen para la estabilidad del mismo los ácidos que libera la placa bacteriana.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) aconseja el empleo de dentífricos que contengan una cantidad de flúor superior a 1.000 partículas por millón para asegurar que su acción resulte efectiva.

Pero, además, el mercado oferta una serie de pastas destinadas a aquellos pacientes que tengan otras preocupaciones con respecto a su salud oral.

Otra de las afecciones dentales que tienen su incidencia de manera masiva en la población son las enfermedades periodontales: gingivitis y periodontitis.

La gingivitis es una afección que cursa con la inflamación y sangrado de las encías y, en caso de no ser tratada a tiempo, deriva en periodontitis.

En fases iniciales, la periodontitis daña los tejidos de soporte. Sin embargo, en estados más avanzados, esta afección supone la movilidad de las piezas dentales y, finalmente, la pérdida de las mismas.

Las enfermedades periodontales tienen su origen en una higiene dental poco rigurosa. Por ello, los fabricantes han desarrollado pastas anti-sarro.

Te interesará »  10 remedios caseros REALES para el dolor de muelas

Éstas últimas no son capaces de eliminar el sarro solidificado -esto solo es posible mediante una limpieza dental profesional-, pero sí colaboran a controlar el cúmulo de placa bacteriana.

De esta manera, frena la posibilidad de su posterior solidificación y el efecto nocivo que supone para la salud de nuestros dientes y encías.

Otro de los dentífricos recomendado para las personas que padecen enfermedades periodontales son aquellos que contienen clorhexidina. Si bien no se recomienda un uso prolongado del mismo, pues propicia la aparición de manchas en los dientes, la clorhexidina actúa como coadyuvante en los procedimientos destinados a abordar enfermedades periodontales.

El flúor remineraliza el esmalte de los dientes y previene la aparición de caries

Pastas blanqueadoras

La estética dental es una preocupación al alza en los últimos años. Una sonrisa más bonita potencia nuestra autoestima y nos hace parecer más confiables.

Por ello, tener unos dientes blancos es un aspecto que valora gran parte de la sociedad actual.

En el mercado podemos encontrar una amplia variedad de pastas blanqueadoras que prometen mantener el blanco del esmalte de nuestros dientes y eliminar las manchas que han aparecido en la superficie dental con el paso del tiempo.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que el único modo de blanquear el tono del esmalte es mediante un blanqueamiento profesional.

Las pastas blanqueadoras tienen una repercusión muy limitada, y sólo resultan efectivas como apoyo a un tratamiento de blanqueamiento supervisado por un especialista en clínica.

Por último, el agente blanqueador empleado en las mismas contiene peróxido de carbamida, un elemento abrasivo que compromete la estabilidad del esmalte dental.

¿Qué pasta debes escoger si tienes sensibilidad dental?

En algunas ocasiones, la estructura dental se ve deteriorada a causa de lesiones cariosas o fuertes traumatismos. Es entonces cuando el esmalte queda dañado, dejando expuesta la dentina -estructura interna del diente-.

La sensibilidad dental es un dolor agudo que se produce como consecuencia del contacto de la dentina con estímulos externos.

Las molestias derivadas de la sensibilidad dental son especialmente habituales ante comidas o bebidas de temperaturas extremas -muy frías o muy calientes-, ácidas o con un alto contenido en azúcar.

La sensibilidad dental es muy frecuente entre la población adulta: 7 de cada 10 personas la padecen. Por ello, los especialistas recomiendan el uso de pastas desensibilizantes a aquellos pacientes que se ven afectados por la misma.

Estos dentífricos sellan los poros abiertos del esmalte que dejan expuesta la dentina, creando, de esta manera, una barrera protectora y reduciendo la afección de la sensibilidad dental.

Y si llevo ortodoncia, ¿hay alguna pasta de dientes indicada para mi caso?

Los tratamientos ortodónticos fijos dificultan la higiene dental, pues resulta más complejo acceder a todos los recovecos de la boca.

Las pastas indicadas para ortodoncia refuerzan el esmalte y alivian las encías ante la presión que suponen los procedimientos de ortodoncia.

¿Hay pastas especiales para niños?

Los padres tienen una labor fundamental a la hora de asegurar la salud bucodental de sus hijos: no sólo deben acudir con ellos a revisión cuando paute el especialista, sino que deben involucrarse lo suficiente como para que los niños entiendan la importancia de mantener unas buenas rutinas de higiene oral.

Te interesará »  Sea cual sea el refresco que te gusta, es malo para tus dientes

Generalmente, a partir de los dos años de edad el niño es capaz de lavarse los dientes sin tragarse el dentífrico. Es entonces cuando empieza a estar recomendado su uso.

Las pastas de dientes para niños contienen flúor, pues resulta útil a la hora de reforzar el esmalte y prevenir la caries dental. Sin embargo, la concentración del mismo debe ser mucho inferior a la empleada en los dentífricos para adultos. En caso contrario, el niño podría padecer fluorosis.

La fluorosis es una afección causada por una exposición excesiva de las piezas dentales al flúor durante la etapa de formación dentaria.  Se manifiesta en forma de pequeñas manchas o grietas que repercuten en la estética de los dientes. En estados más avanzados de la enfermedad, las manchas adquieren tonalidades marrones, y las fisuras se hacen más profundas.

Por ello, debemos tener cuidado y elegir una destinada especialmente a niños que, además, tendrán sabores que les serán más atractivos. Su uso está recomendado en niños de hasta 12 años de edad.

¿Por qué es importante la labor de la pasta de dientes?

Los especialistas no se cansan de incidir en ello: la higiene oral es la base de una buena salud bucodental.

Gracias al cepillado dental -unido a la acción de la pasta de dientes y del empleo de otros elementos de higiene complementarios como el hilo dental o los cepillos interproximales-, podemos mantener nuestra boca libre de la afección de enfermedades periodontales o caries dentales.

Además, la higiene bucodental colabora a tener una sonrisa estética y bonita, y un aliento fresco, repercutiendo de manera positiva en el estado anímico de las personas.

Las pastas dentales para niños tienen un contenido de flúor inferior a las pastas para adultos. En caso de no usar la indicada, el niño podría ver dañado el esmalte de sus dientes

Y ahora, ¿cómo elijo el dentífrico más adecuado para mí?

Lo más adecuado es que consultes con tu dentista de confianza. El mismo, al haber valorado tu caso, entenderá cuáles son tus prioridades con respecto a tu salud dental y te recomendará la más adecuada.

Además, recuerda que la técnica de cepillado es igual de importante que la frecuencia del mismo. No dudes en consultar tus dudas acerca de las mismas con el especialista, pues él te instruirá y facilitará las rutinas de higiene bucodental.

Y para finalizar, un consejo: no te enjuagues con agua después de lavarte los dientes. Las pastas de dientes tienen componentes -como el flúor, entre otros- que, con el agua los eliminamos. De esta manera, si no nos enjuagamos, los mismos tendrán un efecto mayor.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…