atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


¿Cómo debes cepillarte los dientes?

Te cepillas los dientes al menos tres veces al día pero, ¿lo haces correctamente? La técnica de cepillado dental es igual de importante que lavarse los dientes después de cada comida para mantener una correcta higiene bucal.

Te explicamos cómo debes hacerlo para mantener una buena salud de tu boca y evitar futuros problemas como las caries o enfermedades periodontales tales como la gingivitis o la periodontitis.

¿Cepillo manual o eléctrico?

Lo primero que debemos hacer es elegir un cepillo dental adecuado: optaremos siempre por uno suave o medio en función de nuestras necesidades. Es importante que la forma y el tamaño del cepillo se adapten a tu boca.

Los cepillos duros no están recomendados porque, en caso de haber un cepillado agresivo, pueden provocar problemas como recesiones en las encías o el desgaste del esmalte del diente.

El cepillo debe cambiarse cada 3-4 meses aproximadamente, o bien cuando veamos que las cerdas están desgastadas, de tal manera que mantenga su eficacia.

cepillo-de-dientes-como-cepillarse-

En aquellos casos en los que no nos baste el cepillo manual para controlar el nivel de placa en la boca, recomendamos el uso del eléctrico. Generalmente suele ser en casos de restauraciones múltiples o de aparatos de ortodoncia que dificultan el mantenimiento de la higiene bucal.

Siempre que elijamos un cepillo eléctrico, debemos tener en cuenta que tenga un sensor de presión. De esta forma, nos aseguramos de que no estamos ejerciendo un cepillado agresivo que dañe nuestras encías.

El paso siguiente es elegir una pasta de dientes que se ajuste a nuestra salud dental: las hay fluoradas, especiales para problemas de encías, blanqueadoras…

En contra de lo que piensan la mayoría de las personas, para mantener una correcta higiene sólo hace falta emplear una dosis de pasta semejante al tamaño de un guisante en cada lavado.

¿Cuándo cepillarse los dientes?

El cepillado es la técnica de higiene más básica para eliminar el sarro y las bacterias que colonizan las encías. Debemos cepillarnos los dientes después de cada comida durante un tiempo estimado en, al menos, dos minutos.

Si bien es cierto que muchas veces nos es imposible mantener esa condición a rajatabla, los expertos califican como obligatorio hacerlo, al menos, tres veces al día.

La saliva es un componente que nuestro organismo genera de manera natural y que ayuda a la regulación de la presencia de bacterias en nuestra boca.

Durante la noche generamos menos saliva, por lo que nuestra boca está expuesta a más bacterias. Por ello, calificamos el cepillado nocturno como el más relevante del día.

Te interesará »  Las etapas de dentición: ¿qué puedes hacer para aliviar las molestias de tu bebé?

Además, no debemos olvidarnos de otro factor clave: es tan importante el tiempo que empleamos en nuestra higiene bucal como la manera de llevarla a cabo.

A la hora de lavarte los dientes debes tener en cuenta tanto el tiempo empleado como que la técnica de cepillado sea la adecuada

¿Cómo debes cepillarte los dientes?

Siempre que nos cepillemos los dientes, imaginaremos que nuestra boca se divide en cuatro cuadrantes.

En el caso de la técnica de cepillado manual, deberemos introducir el cepillo en la boca y separamos la mejilla. Inclinamos nuestro cepillo 45 grados y barremos de arriba abajo, pero no de manera continuada.

Este movimiento debemos hacerlo tanto en la cara interior como vestibular del diente, y en la arcada superior e inferior.

A la hora de lavarnos los dientes con un cepillo eléctrico hay ciertas modificaciones. Nos apoyamos en la base de diente, cuanto más atrás mejor, y lo dejamos trabajar por todas las caras del mismo.

Cepillamos el diente de atrás hacia delante, sin ejercer demasiada fuerza para no dañar nuestra encía. En el caso de los incisivos, lo dejaremos posicionado de manera que vaya trabajando solo.

Conoce la técnica de cepillado de la mano de nuestra higienista Verónica

¿Es suficiente con cepillarse los dientes?

Para tener una higiene bucal completa no basta con cepillarnos de manera correcta los dientes: no debemos olvidarnos de la limpieza de la lengua.

La lengua es el órgano del cuerpo que más bacterias acumula. Debemos, por tanto, incluirla en nuestra rutina diaria de limpieza.

Para ello utilizaremos un instrumento diseñado específicamente para ello: el raspador lingual.

Si bien es cierto que podemos cepillarnos la lengua con el cepillo, la eficacia de los raspadores es bastante mayor.

Realizaremos movimientos de barrido desde la zona más profunda de la lengua hasta la punta. Limpiaremos ambos lados de la lengua y, posteriormente, nos enjuagaremos con agua.

En la actualidad existen cepillos manuales que cuentan con una cara específica para la higiene de la lengua, o cabezales diseñados especialmente con la misma función de los cepillos eléctricos.

Por último, debemos emplear hilo dental o cepillos interproximales para eliminar los restos de suciedad que queden entre los dientes y nos enjuagaremos con un colutorio para reducir la placa bacteriana.

Si llevas un tratamiento de ortodoncia te recomendamos, además, el uso del irrigador bucal o waterpik: un instrumento de higiene oral que utiliza agua a presión para conseguir una higiene completa.

cepillo-waterpik

Tener una rutina de higiene dental completa favorece la salud de nuestra boca. Acuérdate de cepillarte los dientes como mínimo tres veces al día durante, al menos, dos minutos aplicando la técnica de lavado correcta.

Te interesará »  Muelas del juicio: guía para entender qué son, cuándo aparecen y por qué extraerlas

Y recuerda que con lavarte los dientes no es suficiente: incorpora elementos como hilo dental o cepillos interproximales para eliminar los restos de comida y evitar la acumulación de placa en aquellos sitios menos accesibles.

Un acto tan sencillo como cepillarse debidamente puede prevenirnos de futuras afecciones que dañan nuestros dientes y estropean nuestra sonrisa tales como las caries o enfermedades periodontales.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…