atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Aeropulidor con spray de bicarbonato: paso indispensable en una buena limpieza dental profesional

Lo más recomendable es que todas las personas acudamos a nuestra clínica dental al menos una vez al año para que el dentista o higienista nos realice una limpieza bucodental profesional.

Pero, además, no es menos importante que esta higiene sea llevada a cabo de una manera profunda y exhaustiva. De no ser así, no se obtendrán los beneficios que la limpieza dental profesional aporta.

Y, sin embargo, sí estaremos expuestos a la aparición de enfermedades bucodentales como la caries, la gingivitis o la periodontitis.

El aeropulidor de bicarbonato sirve para eliminar las manchas de café, tabaco, vino y té de los dientes

¿Cómo se realiza una buena higiene bucodental profesional?

A pesar de que exista la creencia general de que una limpieza dental es prácticamente igual en cualquier sitio, lo cierto es que el procedimiento varía mucho de una clínica a otra.

En nuestra consulta, el tratamiento que realizamos tiene una duración mínima de 40-50 minutos y está compuesto por diferentes pasos:

Revisión general:

Antes de que la higienista comience con la limpieza dental, uno de nuestros odontólogos realiza una exploración bucal para valorar el estado de encías, dientes y mucosas (lengua, labios…).

Esta revisión sirve para prevenir o detectar a tiempo posibles enfermedades o problemas que no manifiestan síntomas (asintomáticos).

Ultrasonido:

Una vez que se ha llevado a cabo la exploración, empezamos con la primera parte de la limpieza. Ésta comienza con el uso de un aparato de ultrasonido que vibra y expulsa agua a presión.

De esta manera, conseguimos acceder a las zonas a las que al paciente le cuesta acceder con su cepillo y eliminamos el sarro solidificado.

Cepillado mecánico:

Una vez utilizado el ultrasonido, llevamos a cabo un cepillado mecánico sobre los dientes con una pasta especial de profilaxis.

Aeropulidor con spray de bicarbonato:

A continuación, usamos el spray de bicarbonato para eliminar las manchas de las piezas dentales del paciente.

Seda dental:

Tras el uso del aeropulidor, la higienista desliza el hilo dental entre los dientes del paciente para retirar todos los restos de alimentos que puedan haberse quedado almacenados.

Si la persona presenta mucho espacio entre dichos dientes pasaremos un cepillo interproximal del calibre necesario.

Tiras interproximales:

Tras pasar la seda dental, la higienista utiliza las tiras de pulir para eliminar las manchas que haya entre los dientes -y que no pueden ser eliminadas con el hilo o con el cepillado diario-.

Técnicas de higiene:

Éste es uno de los últimos pasos antes de dar por concluida la limpieza dental. En este punto, lo que hace la higienista es mostrar al paciente cuál es la técnica de cepillado correcta tanto con cepillo manual como con eléctrico.

Te interesará »  Microglosia: ¿qué es y por qué se produce?

Y, además, éste es el momento más indicado para que el paciente nos consulte todas sus dudas acerca de los procedimientos o productos que son mejor para él (cepillo, pasta de dientes, colutorio, irrigador…).

Fluorización:

El último paso de este proceso es la aplicación de flúor. La finalidad de esto no es solamente dejar un agradable sabor de boca.

Lo más importante es que el flúor remineraliza los dientes y aumenta la resistencia del esmalte para que éstos estén más protegidos frente a las bacterias. De esta manera, será menos probable que se produzca la aparición de caries.

¿Qué es el aeropulidor con spray de bicarbonato?

Además de por la duración de la cita y por lo exhaustiva que es la limpieza, la higiene dental que llevamos a cabo en Ferrus & Bratos se distingue de otras por los pasos que llevamos a cabo.

Uno de los puntos más diferenciales del tratamiento es la utilización del aeropulidor de bicarbonato, ya que es un aparato costoso que no se encuentra en todas las clínicas dentales.

Lo que hace este instrumento es utilizar bicarbonato en polvo para eliminar las manchas (café, tabaco, vino tinto, té…) que tengan nuestros dientes, abrillantar el esmalte y ayudar a recuperar su blanco natural.

De hecho, aunque esto no sea un blanqueamiento, lo cierto es que, tras el tratamiento, los pacientes tienen la sensación de que sus dientes están más blancos.

Esto sucede porque con la higiene diaria que cualquiera de nosotros lleva a cabo en su casa no se pueden eliminar este tipo de manchas.

Además, el spray que utilizamos tiene sabor a menta, lo que deja un agradable sabor en la boca de la persona.

Todo este procedimiento es cómodo para el paciente y se realiza de manera indolora. Por tanto, la higiene dental es un tratamiento muy sencillo y relativamente rápido que previene la aparición de problemas bucodentales más complejos o costosos.

Aunque, como norma general, todos deberíamos acudir al menos una vez al año a que nos hagan una limpieza, lo más conveniente es que consultes con tu odontólogo cuál es la periodicidad más adecuada para tu caso, ya que ésta varía en función de nuestro estado de salud e higiene bucodental.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…