Ante la pérdida de dientes, uno de los tratamientos que ofrece más ventajas a largo plazo en cuanto a funcionalidad y estética son los implantes dentales.

Estos tornillos que se insertan en el interior del maxilar sustituyen a la raíz del diente, otorgando una correcta sujeción de la prótesis, ya sea una corona o una rehabilitación completa.

Sin embargo, uno de los inconvenientes a la hora de colocar implantes es la falta de hueso dental o el hecho de no tener la cantidad suficiente.

Para este tipo de pacientes, es posible optar por los implantes cigomáticos, cuyas características posibilita la colocación de prótesis a pesar de no tener masa ósea.

Sin embargo, los implantes cigomáticos conllevan una serie de problemas que te explicamos a continuación.

Por ello, en Ferrus & Bratos no colocamos dichos implantes y, en su lugar, ofrecemos alternativas para los pacientes con poco hueso.

¿Qué es un implante cigomático?

Un implante cigomático funciona exactamente igual que uno al uso: sustituye a la raíz dentaria y sirve de soporte para una prótesis.

Con ello, el paciente vuelve a masticar con normalidad y recupera la estética de su sonrisa.

Sin embargo, son implantes que únicamente se usan en determinados casos, en concreto cuando la persona no tiene suficiente hueso que sujete el tornillo.

La segunda diferencia respecto al resto de implantes la encontramos en su aspecto: es varios centímetros más largo.

Implantes cigomáticos inconvenientes
Ampliar imagen
Implante cigomático

¿Cuándo se usa un implante cigomático?

Las personas a las que les falta alguna pieza dental y no la sustituyen mediante una prótesis, terminan experimentando una pérdida de hueso dental.

Este proceso se da debido a que el alvéolo deja de recibir el estímulo por parte de la raíz periapical.

Llegados a este punto, no es posible insertar un implante en el hueso maxilar, pues parte del cuerpo del tornillo quedaría en el aire, poniendo en peligro su supervivencia.

Los implantes dentales cigomáticos reciben su nombre porque, a diferencia de los más empleados en Odontología, se insertan en el hueso cigomático.

Es por ello que este tipo de implantes deben tener una mayor longitud que los convencionales.

Mientras que estos últimos no superan 1 centímetro, los cigomáticos pueden llegar a medir entre 5 y 6 centímetros.

Y es que, a diferencia de los otros, deben llegan a una estructura ósea más alejada de los dientes.

El uso de los implantes cigomáticos es muy poco frecuente debido a los riesgos en la cirugía y a las complicaciones posteriores

Los senos paranasales y el hueso cigomático

Para entender mejor cómo es la anatomía y estructura de la cara, es importante diferenciar los senos paranasales y situar el hueso cigomático.

Los senos paranasales son un conjunto de cavidades que comunican con las fosas nasales y tienen un importante papel en actividades diarias, tales como la respiración y la fonación.

Se sitúan en los huesos de la cara y el cráneo y cada persona tiene 8 senos, distribuidos en 4 grupos a cada lado del rostro.

Reciben el nombre de seno frontal, etmoidal, maxilar y esfenoidal.

Por su parte, el hueso cigomático, también conocido como malar, es la estructura situada en la parte más externa de la cara, que se identifica habitualmente con el pómulo.

Implantes cigomáticos: complicaciones

Los implantes cigomáticos, por sus propias características y ubicación, conllevan una series de problemas durante su colocación y de cara a la prótesis dental.

Encontramos complicaciones en implantes cigomáticos en varias cuestiones:

  • Técnica para colocarlos

  • Ubicación del implante

  • Mayor complejidad en la rehabilitación

Técnica de los implantes cigomáticos

En primer lugar, la técnica para insertarlos implica un riesgo mayor y más dificultad.

Debido a su longitud, el implante queda a muy poca distancia del ojo, por lo que el profesional que lo inserta debe ser un cirujano maxilofacial experimentado.

Además, el postoperatorio para el paciente suele ser ligeramente más largo que si se coloca un implante convencional.

Busca diferentes opciones

Gracias a los avances en implantes dentales, es posible recuperar todos tus dientes a pesar de que no tengas hueso suficiente.

Poca sujeción para el implante

Por la propia ubicación del implante cigomático, este cuenta con poca sujeción y puede dar un mayor número de problemas con el tiempo.

Ten en cuenta que debe atravesar el seno maxilar (que es una cavidad vacía) para alcanzar el hueso cigomático.

Por tanto, la mayor parte del cuerpo del implante queda en el aire, es decir, en el interior del seno pero sin tener superficie en la que apoyarse.

El final del implante que sí se inserta en el hueso cigomático apenas llega a los 10 milímetros.

Implantes cigomáticos técnica
Ampliar imagen
Posición del implante

Rehabilitaciones dentales

El cirujano maxilofacial, normalmente, no realiza el posterior proceso de rehabilitación, es decir, de colocación de prótesis dentales.

Por tanto, debe ser otro especialista en implantología quien aborde la siguiente fase del tratamiento.

Debido a la longitud del implante y el hecho de que deba llegar hasta el hueso cigomático, se coloca en una posición diagonal.

A la hora de ajustar la prótesis, es muy frecuente que tenga que adaptarse a esta posición poco habitual en un implante.

Por ello, ocupa una mayor superficie en la boca, quitando espacio al paladar y a la lengua.

¿Qué alternativas tengo para colocarme un implante sin hueso?

Por todo lo que te hemos explicado, en Ferrus & Bratos no trabajamos con este tipo de implantes dentales, pues implica más riesgos para el paciente.

En su lugar, ofrecemos varias opciones a las personas que necesitan recuperar sus dientes pero que no tienen hueso suficiente.

Para estos casos, es posible optar por dos alternativas, según sus requerimientos y necesidades.

Injerto de hueso

A través de un injerto de hueso es posible conseguir una mayor superficie ósea que asegura la sujeción óptima para el implante dental.

Por eso, en caso de no disponer de un hueso de calidad, este tratamiento permite la colocación de implantes convencionales.

Este proceso se realiza gracias a un elemento llamado Bio-oss, un compuesto formado por hidroxiapatita y calcio.

Ambas sustancias se encuentran en los dientes, así que no genera problema alguno de incompatibilidad.

Sistema para pacientes con implante
Ampliar imagen
Injerto de hueso con Bio-oss

Elevación de seno

En segundo lugar, existe un procedimiento llamado elevación de seno maxilar a través del cual se amplía la cantidad de hueso disponible en la cavidad paranasal.

Esta intervención únicamente se puede realizar en la zona posterior del maxilar superior, dado que es ahí donde se ubican los senos.

Gracias a la operación, se amplía verticalmente la cantidad de hueso disponible para insertar el implante y permitir una correcta osteointegración.

Ahora que ya conoces qué es un implante cigomáticos y cuáles son sus posibles riesgos, puedes elegir otro método más fiable para recuperar tus dientes.

Recuerda que un profesional en Implantología siempre te explicará todas las alternativas posibles para tratar tu caso y recuperar así tu sonrisa.

Descubre nuestra Guía de Implantes

En este apartado encontrarás contenidos relacionados con el tratamiento de implantes dentales. Podrás informarte sobre las consecuencias negativas que tiene…

Te interesará »  ¿Puedo ponerme implantes si tengo periodontitis?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Dr. Jorge Ferrús

Dr. Jorge Ferrús

Periodoncista e implantólogo / Fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Jorge Ferrús es fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de periodoncista e implantólogo. Es licenciado en Odontología y se especializó a través del Máster en Periodoncia e Implantes de la Universidad Complutense de Madrid. Combina su actividad profesional con la docencia y la investigación, ya que es profesor colaborador del citado máster y autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Clinical Periodontology o Clinical Oral Implants Research.Si quieres sabes más sobre el doctor Ferrús puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita