La limpieza bucal profesional o tartrectomía es la eliminación de sarro y placa de la superficie de los dientes mediante un aparato de ultrasonidos. La duración del tratamiento es de aproximadamente una hora y debe ser realizado por una higienista dental o por un odontólogo.

Limpieza Bucal, pasos a seguir

En la Clínica Dental Ferrus&Bratos los pasos de la limpieza bucal son los siguientes:

  1. Limpieza en profundidad mediante aparato de ultrasonidos para eliminar el cálculo o masa mineralizada adherida a los dientes.
  2. Pulido de la superficie dentaria con cepillos rotatorios para eliminicación de manchas superficicales.
  3. Pulido interproximal (entre dos dientes) para evitar zonas retentivas.
  4. Repaso de técnicas de higiene con cepillos interproximales, seda o irrigadores bucales.
  5. Aeropulidor: para mejorar la limpieza bucal, puliendo y limpiando, con ciertas propiedades blanqueadoras. Es lo último en la limpieza bucal.
  6. Entrega de un kit completo de cepillado dental y explicación de las correctas técnicas de higiene bucal.
Ver toda la información sobre la Profilaxis o Limpieza bucal profesional

Falsos Mitos de la Limpieza Bucal

Limpieza bucal

  • Mito 1: La limpieza bucal me estropea el esmalte. Falso. Los aparatos de ultrasonidos producen agua a una frecuencia de ondas vibratorias que rompen el sarro de la superficie del diente sin afectar en absoluto el esmalte. Sólo se produce el efecto beneficioso de la eliminación del sarro que si no se elimina va destruyendo los tejidos de soporte del diente.
  • Mito 2: Sólo se puede hacer una limpieza al año. Falso. Se pueden hacer tantas limpiezas como sean necesarias, de hecho en pacientes con enfermedad periodontal se recomiendan unas 2 limpiezas bucales al año.

Frecuencia de la Limpieza Bucal

La limpieza bucal debe hacerse cada 8-10 meses en pacientes con una boca sana para evitar:

  • Enfermedad periodontal: gingivitis en sus fases iniciales y periodontitis según avanza el sarro por dentro de la encía.
  • Caries: por la acumulación de placa de forma excesiva y permanente.
  • Halitosis: por la acumulación de placa, bacterias, restos de comida…
En pacientes con cualquier tipo de enfermedad periodontal debe realizarse la limpieza bucal de forma más frecuente para evitar que se reproduzcan los problemas de gingivitis o periodontitis. La limpieza dental es una forma sencilla de mantener a ralla a las enfermedades periodontales.

Más información sobre Higiene dental:

Más información sobre Periodoncia: