¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Carillas y coronas dentales: ¿en qué se diferencian y para qué sirven?

Tanto las carillas como las coronas dentales son muy utilizadas en Odontología para mejorar la apariencia de la sonrisa. Ambas cumplen una función estética y, por ello, existe mucha confusión respecto a las diferencias entre unas y otras.

Sin embargo, las coronas se diferencian de las carillas en que también ofrecen una solución funcional a diferentes problemas que podemos tener con nuestros dientes.

Por eso, en este punto es conveniente explicar las principales características de las carillas y las coronas.

¿Qué son las carillas dentales?

Una carilla es una fina lámina de porcelana o composite que se adhiere al diente natural del paciente para mejorar su aspecto.

La función de las carillas es meramente estética, ya que permiten al paciente modificar pequeños defectos de sus dientes relacionados con la forma, el color, el tamaño y la posición.

Sin embargo, no tienen ninguna repercusión en el aspecto funcional. Es decir, no influyen en la masticación, por ejemplo.

¿Qué son las coronas dentales?

Una corona es, básicamente, una funda que se coloca sobre la pieza dental original del paciente o sobre un implante -en el caso de que el paciente se haya sometido previamente a una cirugía de este tipo-.

La corona funciona, por tanto, como un diente nuevo que se ha fabricado para simular el diente natural del paciente y sustituirlo a todos los efectos (apariencia, función masticatoria…).

5 diferencias entre las carillas y las coronas

Una vez hemos explicado brevemente qué son las carillas y las coronas, vamos a detallar las principales diferencias entre ellas:

Área que cubren

Como hemos mencionado previamente, la carilla es una capa que se adhiere a la cara frontal del diente. De esta manera, solamente modifica su parte más visible.

Por su parte, la corona es una estructura que cubre toda la superficie del diente.

Tallado

Cuando colocamos una carilla, mantenemos intacto -o prácticamente intacto- el diente natural del paciente. Esto se debe a que solamente en algunas ocasiones debemos tallar el diente.

En el caso de que haya que hacerlo, simplemente será necesario reducir su espesor mínimamente: entre 0,3 y 0,7 milímetros.

Sin embargo, en el caso de que la corona se coloque sobre el diente natural del paciente, es necesario reducirlo más: 2 milímetros. Esto se debe a que debemos disminuir su espesor para poder ajustar la funda al diente natural.

En cualquiera de los dos casos, se aplica anestesia local para evitar molestias al paciente. De esta manera, el proceso de tallado no es incómodo ni doloroso para el paciente.

Mientras que las carillas solamente se colocan en los dientes visibles, las coronas se pueden utilizar en cualquier pieza dental

Finalidad

Como hemos mencionado previamente, las carillas tienen una finalidad meramente estética y permiten modificar la forma, el tamaño, la posición o el color de los dientes.

Las carillas posibilitan, por así decirlo, personalizar la sonrisa en función de los gustos del paciente. Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta las características originales de sus dientes. De esta manera, se conseguirá un mejor resultado estético.

Por su parte, las coronas se colocan tras una cirugía de implantes o para proteger un diente cuya estructura ha sido dañada por diferentes motivos. Por ejemplo, puede ser que éste se haya roto, esté desgastado o haya sido sometido a una endodoncia.

Además de lo anterior, es importante resaltar que mediante dos coronas se puede realizar un puente. De esta forma, se rehabilita una zona de la boca en la que falta un diente.

Dientes sobre los que se colocan

Debido a la finalidad estética de las carillas, éstas solamente se colocan en los dientes visibles.

Sin embargo, dado que las coronas tienen una misión funcional, se utilizan en cualquier diente. Dicho esto, es cierto que lo más común es que las fundas se coloquen en premolares y molares, que son las piezas dentales que tienen a acumular más caries.

Esto se debe a que es más difícil llegar a ellas con el cepillado y por eso tienen más riesgo de requerir una endodoncia o de que, incluso, sean perdidas.

Además, al intervenir en la masticación, los molares son las piezas dentales que más reforzadas deben estar.

Material

Las carillas pueden ser de porcelana (Lumineers o e.max) o composite.

La porcelana presenta la ventaja de ser más resistente y duradera, ya que no pierde brillo ni luminosidad. De hecho, existen estudios recientes que demuestran que las carillas de porcelana pueden durar hasta 25 ó 30 años.

Por tanto, la desventaja del composite es que pierde brillo y luminosidad con el tiempo. Sin embargo, la ventaja que aportan las carillas de composite es que son más económicas que las de porcelana.

Por otro lado, las coronas pueden estar fabricadas con porcelana, metal-porcelana o zirconio.

Las de porcelana y zirconio son las más estéticas, por lo que suelen colocarse en los dientes visibles.

Sin embargo, para los molares se suelen utilizar las fundas de metal-porcelana, ya que no se ven al sonreír y son más económicas.

Una vez que hemos expuesto las principales diferencias entre las carillas y las coronas dentales, es importante resaltar que un tratamiento no excluye al otro, ya que cada diente exige un abordaje independiente.

Por eso, en función del caso del paciente, en ocasiones lo más recomendable es combinar ambos tratamientos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(4 votos, media: 3,50 sobre 5)
Loading...Loading...

¿En qué podemos ayudarte? Rellena el siguiente formulario

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...